En el pasado el contouring era el rey del maquillaje, cortesía de Kim Kardashian y sus recargados aunque impecables looks. Ahora una nueva tendencia se impone en el mundo de la cosmética: el whisking. Whisk significa literalmente batir (en el ámbito de la repostería) y, en este caso, se refiere a mezclar productos. Esta mezcla no se hace en el rostro, sino aparte, como si fueras una gran artista combinando varias tonalidades de óleos antes de pintar directamente sobre el lienzo.

Existen determinados productos que dan mejores resultados cuando los utilizamos uno después del otro. ¿Qué pasaría si los empleases juntos? Puedes intuirlo: los resultados serían asombrosos.  Si te han invitado próximamente a una boda y tienes buena mano con el maquillaje, te damos unos consejos sobre las combinaciones básicas que puedes hacer para sacarle el máximo partido a tu rostro con esta sencilla práctica.

Sérum o hidratante con base de maquillaje. Las mujeres de piel seca habrán vivido el problema de extenderse una base cremosa o fluída: aparecen lamparones, se extiende con dificultad y la zona de alrededor de la boca parece cuarteada. La solución a este desagradable efecto es muy sencilla, sólo tienes que crear una masilla a partir de hidratante o sérum facial y base. El sérum queda mejor en pieles maduras, como el concentrado activador de juventud Advanced Génifique de Lancôme. Añade unas gotas a otro poco de la base Pro Hydra Glow, extiéndelo sobre el rostro bien limpio y conseguirás un resultado profesional.1Foto: Cordon Press

Primer y base de maquillaje. Esta mezcla te será útil para mejorar la durabilidad de la base, aumentar la cobertura y minimizar los poros. Es un truco similar al anterior, pero se enfoca más bien a la resistencia del make up y a un efecto mate y sin brillos que a la hidratación y el cuidado de la piel. Utiliza una prebase con protección solar, como Prep + BB Beauty Balm SPF 35 de MAC Cosmetics. Sé precavida y emplea una base a prueba de sudor y lágrimas, como Pro Longwear Nourishing Waterproof Foundation.base

Foto: Getty

Iluminador o corrector con crema de contorno de ojos. El contorno de ojos es una zona muy delicada que hay que cuidar y mimar cada día. La unión del corrector (o un poco de iluminador) con un fluido hidratante específico es perfecta para cubrir ojeras y disimular bolsas a la vez que proteges la zona. Combina el corrector Fit Me de Maybelline con la crema contra ojeras marrones y azules Pigmentclar Ojos de La Roche-Posay.corrector

Foto: Getty

Bálsamo labial con barra de labios. ¿Los cambios de temperatura, la falta de humedad en el ambiente o los aires acondicionados cuartean la piel de tu boca? Dale un aspecto mejorado y jugoso uniendo un bálsamo nutritivo con pintura de labios. Te recomendamos un producto que incida en la sequedad y las grietas, como el regenerador labial de Eucerin. Te será más sencillo juntarlo con un color en crema, como el Liquid Suede Cream Lipstick de Nyx Cosmetics, que, a pesar de su textura, proporciona un elegante acabado mate.blancoycaramelo

Foto: Blanco y Caramelo

Para evitar desastres, te recomendamos que practiques en casa una semana antes del día de la boda. Así podrás comprobar diferentes proporciones de cada producto y las combinaciones que mejor se ajusten a tu tipo de piel y rostro. Siempre que des con un buen resultado, apunta cómo lo has hecho, para futuras ocasiones. Con esta técnica tan sencilla obtendrás un make up perfecto.